Publicado: 26 de Octubre de 2018

La enfermedad de Crohn es una enfermedad inflamatoria que puede afectar a cualquier parte del tubo digestivo, desde la boca hasta el ano, aunque el área digestiva más frecuentemente afectada es la parte final del intestino delgado (ileon) y/o el colon, el recto y el ano.

La enfermedad tiene una evolución crónica, pero cursa mediante brotes de actividad de duración variable alternando con periodos de tiempo, también variables, en el que la enfermedad se encuentra en remisión o inactividad.


¿Cuáles son sus síntomas?


Debido a la amplia posibilidad de afectación los síntomas originados por la afectación del tubo digestivo podrán ser muy variables. El síntoma más frecuente es la diarrea crónica, que puede asociar productos patológicos como moco y sangre. Otros síntomas frecuentes son dolor abdominal, hinchazón de vientre, fiebre, cansancio y pérdida de peso. A nivel anal pueden presentar dolor y supuración anal.

Asimismo, pueden aparecer síntomas o manifestaciones por afectación de otras áreas no digestivas o extraintestinales, siendo las más frecuentes las manifestaciones a nivel músculo- esquelético, las lesiones cutáneas y las oculares.


La Acupuntura funciona espectacularmente contra la enfermedad de Crohn.

Un estudio reciente realizado por el Instituto de Shanghai de la acupuntura & Meridian y el Centro de Endoscopia del Hospital Zhongshan de la Universidad de Fudan mostraron que el uso combinado de la acupuntura y la moxibustión (la quema de hierbas sobre los puntos de acupuntura específicos) tenido un efecto significativamente positivo en las personas que padecen la enfermedad de Crohn activa. Los pacientes en el grupo de tratamiento mostraron un aumento estadísticamente significativo en los niveles de hemoglobina (relacionado con la presencia y la gravedad de la anemia), una disminución en las proteínas C reactiva (un marcador de la inflamación) al final del ciclo de tratamiento, así como un aumento de la calidad de vida y el alivio sintomático.